Historia de Huancayo E-mail

Wankayock: Wanka (piedra); Yock: (el que posee o tiene); "El lugar de la roca" o "Donde está la roca". [ Guancayo léxico español del siglo XVI.]
Región habitada por los WANKAS, aguerridos habitantes que se dedicaban principalmente a la AGRICULTURA a lo largo del amplio Valle en el que habitaban.
Su Religión consistia en la Adoración de un Dios Universal llamado APU KON TICSE WIRACOCHA (El Gran Señor Todopoderoso) ; Un Dios tutelar: "WANKA WALLALLU"(dicho sea de paso; mal llamado huallallo carhuincho) personalizado por el Nevado del Huaytapallana y a "WAMANI" ,Dios tutelar representado por la Tierra y los montes. La gran valentia e independencia que caracterizaba a los Huancas permitió que por mucho tiempo vivieran de manera pacífica y aun a la llegada del Imperio WARI (500 D.C.) no significó su derrota sino más bien un modo de colaborar y compartir sus culturas.
Sin embargo las ansias de expansión inminente del Imperio Incaico obligó a los Huancas a buscar la forma de defenderse y es así como se empezaron a construir precarias fortalezas y viviendas en lo alto de los cerros alrededor del Valle de manera apresurada ya que siempre habian vivido en la llanura del extenso Valle.
Finalmente fueron conquistados por el Inca Pachacutec en 1460 debido a que en lo alto de los cerros empezó a escacear agua y alimentos. Desde entonces Huancayo se convirtió en la principal vía regional de los Caminos del Inca. Exsitía en este lugar un Tambo Inca, pozada en el trayecto del Camino Real de los Incas.
Durante la colonización española (1,534) seguia siendo un Tambo o pozada de los viajeros, el Virrey don Francisco de Toledo en el Año de 1,570 fijo este lugar como centro de encomienda llamada "Guancayo", con Ayllus a su cargo distibuidos a su alrededor: Ayllu Huamanmarca, Ayllu Cajas, Ayllu Tambo, Ayllu Auquimarca, Ayllu Gualahoyo y Ayllu Plateros. Las casa se ubicaron a ambos lados del Camino Real de los Incas

FUNDACION DE HUANCAYO COMO PUEBLO

Fué el 1 de Junio de 1572 proclamada como "Pueblo" por Don Jerónimo de Silva y advocada (Dedicada) a la Santísima Trinidad, tomando el nombre de: "Santísima Trinidad de Huancayo". En 1616 el cronista Huamán Poma de Ayala pasó por Huancayo, relató que él había encontrado un Tambo y casas de españoles dedicados al arrieraje.
La Independencia de Huancayo fue el 20 de Noviembre de 1820, se realizó en la Plaza HUAMANMARCA.
El templo matriz fue construída en un terreno que donaron vecinos notables, comienza su construcción el 18 de Marzo de 1831.

Huancayo Ciudad Incontrastable

Durante la guerra por la Independencia de España sucedió que:
El General Antonio Alvarez de Arenales y su ejército partieron para Pasco, el Valle entonces quedó desprotegido.
De pronto un batallón de soldados patriotas al mando del Mayor José Felix Aldao, llega al valle perseguido por los ejércitos realistas, en estas dramáticas circunstancias, los valientes ciudadanos de Huancayo y el valle organizaron un ejército escásamente equipado, con pocas armas de fuego y muchas lanzas y hondas.
La cantidad de milicianos sumaba alrededor de 5,000 entre nativos Huancas, criollos y mestizos, fué así que el 29 de Diciembre de 1820 en un lugar llamado AZAPAMPA se enfrentaron en una desigual batalla, los realistas estaban fuértemente armados contando además con caballería y artillería.
El resultado fué trágico para los patriotas, se desató una carnicería despiadada, pocos milicianos patriotas huyeron.
Por este hecho histórico y otras duras intervenciones de los pobladores Huancas en la guerra por la Independencia, el gobernador provisorio Torre Tagle le confiere a Huancayo el Título de "CIUDAD INCONTRASTABLE" (Ciudad que no puede ser conquistada), el 19 de marzo de 1822, ratificándose este título por el gobierno provisorio de José La Mar el 5 de febrero de 1828.
El General Don Simón Bolivar llega a este valle el mes de agosto de 1824, premia a muchos héroes y brinda reconocimiento a los mártires patriotas, que por su esfuerzo lograron la independencia total de los diferentes Estados Sudamericanos, y demanda a los traidores e inmorales, también expulsa a los frailes jesuitas de Ocopa por consideralos según su parecer "realistas recalcitrantes".

ABOLICION DE LA ESCLAVITUD EN HUANCAYO

El 31 de octubre de de 1854, hace su entrada a éste valle el Mariscal Don Ramón Castilla, venciendo a su opositor Echenique en una batalla en el cerro de Cullcos (lomo de animal) llamado después "El Cerrito de la Libertad".
Eligió don Ramón Castilla, la Ciudad de Huancayo como sede de su gobierno, desde la cuál decretó : "LA ABOLICION DE LA ESCLAVITUD" el 3 de diciembre de 1854, decreto firmado en La Casa Histórica que estuvo ubicada en la esquina de las calles Real y Giraldez, que aun siendo declarada Monumento Nacional por Ley 12064 fue demolida el año 1967.
Esta ley de Abolición de la Esclavitud , fue dada por Castilla antes que Lincoln en Washington.
CREACION DE LA PROVINCIA DE HUANCAYO En el gobierno del Presidente Juan Antonio Pezet quien asumió la presidencia al morir Don Miguel de San Román ; decretó la creación de la PROVINCIA DE HUANCAYO el 16 de Noviembre de 1864. Causando la alegría de los pobladores del histórico pueblo de Huancayo.

HUANCAYO CAPITAL DE DEPARTAMENTO

El 15 de enero de 1931 según decreto de Luis M. Sanchez Cerro, Huancayo llegaría a ser CAPITAL DE DEPARTAMENTO , habiéndolo sido anteriormente la ciudad de Cerro de Pasco.

HISTORIA DEL ESCUDO WANKA

Se considera un verdadero mérito el haber descubierto el escudo de armas de los WANKAS gracias a don WALDEMAR ESPINOZA SORIANO (Nació en Cajamarca en 1936). Este escudo es un emblema que demuestra que existió un pacto entre los wankas y los conquistadores de Pizarro para hacer posible la derrota de los Incas. Espinoza Soriano describe el escudo de los wankas así:

"... Y justamente, como pago a tan brillante y decisiva ayuda, el Rey Felipe II, concedió doce privilegios a los wankas, de conformidad a un pedido especial que le hizo do Felipe Huacrapáucar, un indígena noble de San Jerónimo de Tunán . Huacrapáucar había viajado a España en 1562, exclusivamente con ese objeto. Sin embargo de todos los privilegios logrados por este noble indígena, para él, para su familia y para el pueblo wanka, ninguno debió llenarle de más satisfacción, de acuerdo a su mentalidad social de su tiempo, que el escudo de armas que el mismo Felipe II acordó dispensarles . Fué un BLASON en cuyos colores y figuras quedaron perpetuados los grandes servicios y auxilios de los curacas y de los pobladores de toda la nación wanka. Auxilios y alianza, sin los cuales Pizarro ubiera tardado mucho en destruir el poderío del CUZCO. Tan brillante bondad y lealtad , mostrada por los wankas en beneficio de los españoles, lealtad nunca mermada, desde entonces, mereció la más plausible honra para los descendientes de aquellos curacas y de aquellos wankas que recibieron como a libertadores a los españoles; descendientes que juraban y rejuraban seguir el ejemplo de sus antecesores que se alinearon con Pizarro. El escudo fué otorgado mediante una Real Cédula firmada por Felipe II, en Barcelona, el 18 de marzo de 1564. Allí se autorizó que su campo estuviera partido en cuatro partes: 
PRIMER CUADRO: En la alta de la mano derecha, se colocó como figura un broquel o adarga en la forma cuadrada, jaquelada de plata y negro. En la parte derecha de esta figura cuadrada se puso un campo colorado, el cual viene haciendo punta en medio. En este campo colorado se pusieron 3 cabezas decapitadas a otros tantos orejones cuzqueños. Luego, junto a la adarga jaquelada se colocó una porra de color natural, es decir, de madera o de piedra. Todas estas figuras descansando sobre un campo de fondo verde.

SEGUNDO CUADRO: O cuarto ubicado en la parte alta de la mano izquierda, como figura se puso un catillo de plata sobre un campo rojo; pero el castillo descansando sobre un campo vede.

TERCER CUADRO: Ubicado en la parte baja y hacia la mano derecha, como figura se puso el brazo desnudo de un wanka, empuñando un arco y cuatro flechas, de color natural. Todo, sobre un campo de oro.

CUARTO CUADRO: Aquí figuran dos jaguares o tigres americanos puestos en alto, o sea, de pie, ambos de color natural y peleando el uno contra el otro. Todo descanzando sobre un campo azul.

Escudo de Huancayo

Cada figura, metal y color, tiene un significado. Cada uno de ellos resume la historia de la alianza hispano-wanka, desde 1533 hasta 1554 y que los curacas prometieron mantenerla constante e invariable para siempre jamás. La adarga jaquelada no es sinó un escudo de cuero, con el cual los wankas defendieron sus cuerpos en su lucha contra los incas de Quito y del Cuzco. La PORRA simbolizó el arma poderosa por la cual los wankas ampararon a los españoles, dando cumplimiento a la alianza. Las CABEZAS CORTADAS , fueron las de tres orejones o auquis del Cuzco, capturados y muertos en las batallas an las que los wankas derrotaron a los capitanes de Manco Inca. Fueron, en realidad, las tres cabezas que los embajadores de los curacas wankas entregaron a Pizarro en 1539. El CAMPO VERDE significa la más profunda y pura fidelidad profesada por los wankas a favor de los castellanos. El CASTILLO de plata sobre el fondo rojo, eterniza la confederación de los wankas con el reino de Castilla, confederación que descansó sobre un campo verde, o sea el color de la más constante y auténtica fidelidad. El brazo desnudo, no es sinó de los miles de brazos wankas, que arrojaron armas a diestra y siniestra contra los enemigos de los aliados. Y por fin , los jaguares en salto en plena pelea, representan el enfrentamiento valiente , vigoroso y decisivo de los wankas contra los enemigos del Rey de España: Quisquis, Manco Inca, Almagro el Mozo, Gonzalo Pizarro y Francisco Hernández Girón".

 
Huancayo Perú 2010 - 2014 | Política de Privacidad